domingo, 1 de junio de 2014

FILOSOFANDO

Componía. Cantaba. Tocaba. Escuchaba. Miraba.
Escucho, miro... ya no compongo, casi no canto, casi no toco.
Palmeras, ocio, tiempo, silencio, tranquilidad.
Edificios, obligaciones, corridas, ruido, mucho ruido, ansiedad.

Tiempo, que valioso mi tiempo. Porque es él, el que me da la posibilidad de hacer, de crear... Cuánto tiempo dirigido y gastado en obligaciones y que poco tiempo dedicado a disfrutar, a descansar a compartir.

Equilibrio. Lo más complicado es conseguirlo.

Hay quienes tienen la posibilidad de dedicarse a lo que eligieron, hay quienes trabajamos en rubros que no son lo que deseamos, tal es así que tomo mi trabajo como una simple herramienta para mantenerme y mantener mi cerebro en funcionamiento.. Me gusta sentirme útil, me gustan los desafíos.. Trabajar me da la chance de volver a casa con ganas de disfrutar de lo que realmente me gusta.

Hay quienes tienen una vocación o profesión... Muchas veces cuando me preguntan, y vos.. ¿A que te dedicas? Dudo en contestar primero lo que realmente hago y me hace feliz o  lo que hago para mantenerme. Contesto, trabajo en un Centro de Otorrinos, hago la facturación, convenios, superviso el consultorio, etc etc.... Pero en realidad lo que creo que a partir de ahora responderé será, me dedico a ser madre, full time. Me dedico a VIVIR, porque hay muchas personas viviendo sin VIVIR. Yo me dedico a VIVIR, a buscar esos minutos, esos momentos, cortos, de felicidad. No existe la felicidad absoluta, me lo decían de chica y yo me ponía loca... Después de convivir, de ser madre, de estar lejos, de separarme, de perder, de ganar, me di cuenta que no existe, que la felicidad son momentos, son flashes, instantes, pero tan intensos, tan vividos, que nos mantienen felices y con ganas.

No importa la cantidad de tiempo que tenemos en realidad, sino la calidad. Pienso, con mi realidad y las realidades que me rodean, que el tiempo es aquí y ahora. El tiempo es ya, este preciso instante en el cual dejo fluir mis pensamientos.

Cuando estoy sola sin F quiero hacer todo, son muy pocas las veces que tan sólo quiero disfrutar del silencio y nada más. La mayoría de las veces quiero eso, pero también quiero salir o quiero ver alguna amiga o  quiero estar sola, quiero salir con alguien, arreglarme pero también quiero estar cómoda y en patas en casa...  Trato de hacer lo que surge, sin pensar demasiado y sino quedarme en casa, disfrutando de mi hogar que tanto valoro.  Lo que sí se, que el tiempo sin él, hoy, es corto, y que si me quedo pensando en qué hacer, el tiempo se termina... que tengo que disfrutar de lo que surge sin más ni menos.

Mi Papá decía, no importa lo que elijas, ahora lo que elijas hacelo con ganas, metele con todo. Lo que elijas hacelo con responsabilidad. Yo creo que le meto con todo, a todo lo que hago, salvo , por ya cansancio, desgaste y aburrimiento, al trabajo, ya que creo que la mayoría de las cosas las hago por inercia. Ahora a la vida, le meto con todo, y le meto con todo porque no hay tiempo para perder.

Yo lucho mi realidad, cada uno tiene su techo sus sufrimientos, sus piedras en el camino. Admiro de verdad y mucho, a quienes más que piedras, se les presentan muros.

Por el hoy, aquí, ahora, ya, en este instante, chin chin! Por la vida, por VIVIR, por amar, por compartir, por dar, por levantar la mirada a quienes tenemos al lado, en frente, detrás....

QUE VIVA LA PEPA !!!! ;)




No hay comentarios:

Publicar un comentario