martes, 28 de enero de 2014

Vamos a la playa oh, oh , oh, oh, oh !

Ha comenzado la cuenta regresiva...
La sensación es de no haberme tomado vacaciones hace años, de hecho no recuerdo en que período me tomé las últimas... Enero? Febrero? No lo sé.
La cuestión es que las necesito, sueño con despertar y no tener que salir "a"...
Lo bueno de las vacas no es solo irse, sino poder cortar la rutina y el no tener que... despertar y correr para no llegar tarde al cole... cocinar temprano... preparar la maldita vianda... llevar a mi hijo a futbol... comprar lo que pidieron en el cole de un día para el otro... tomarme a diario mis queridos bondis... salir del trabajo corriendo para buscar a mi hijo donde esté, y llegar a tiempo para estudiar y volver a salir... Ahhhhh!!!! Correr, correr, correr!!! Mi cansancio psíquico rebalsó hace ya rato, retomando con la Psico, que hace más de dos años no iba. Diagnóstico: Stress - "azo" . Yendo al traumatólogo, Diagnóstico: Cervicales y columna rectificadas, motivo? Stress, tensión...
En fin, llegan mis vacaciones, absurdo no? Correr tanto para solo poder bajar un cambio por tan solo 15 días, que a decir verdad son solo 10 días hábiles, la sensación es que no voy a lograr compensar este año agotador con sólo 15 días de descanso... 
No importa, es así... Quiero mis vacas para descansar, para cambiar de aire, para nadar un poco en contra de la corriente y para poder enfocar en este nuevo año... tengo, debo, me debo, hacer algo que alimente lo que me gusta, lo que me da placer, algo que me haga perder por un rato... Veremos que hacemos.
Playa, viví 6 años en la playa. Hace 5 que no voy. Diría que estoy compensando esos 6 años de retiro? Puede ser... Habría que encontrar el maldito punto medio, para mi el más complicado, pero, no imposible.
En fin, extraño mi ser, mi esencia, el ser alegre, el sonreir a diario... el encontrar siempre lo positivo. Extraño reirme a carcajadas... Me pregunto en qué momento abandoné o perdí esa Verónica, la que me hace feliz, la que me da fuerzas para soportar lo que sea. Tengo, debo recuperarme. Empezando por descansar y por poder proyectar. No grandes cosas, porque para mi, el secreto de la felicidad es desear pequeñas cosas y proyectar a corto plazo, cosas que estén a nuestro alcance, para poder llegar a concretarlas y no sentir el fracaso. Escalón por escalón.
Volveré de mis vacas, gritando a los cuatro vientos mi frase preferida, pues que viva la pepa!!!!
Por ahora, un "Hasta la vista baby " !


No hay comentarios:

Publicar un comentario