sábado, 6 de abril de 2013

Reencuentro

Es una sensación extraña, me cuesta describirla... La semana que viene, después de 10 largos meses, viene de Brasil, el Papá de F. Pasamos por varios estados, de muchísima angustia, por parte de él, por no poder frenar la ida del Papá, de parte mía por no poder llenar ese vacío; pasamos por períodos de enojo, de decepción, de ansiedad. Su mayor preocupación era que el Papá no estuviese en su cumpleaños, hoy por suerte sabemos que ya salió de Brasil para llegar a tiempo.
Lo primero que siento al verlo feliz por este hecho, es sentir felicidad por mi gordo. Ya después son nervios y una extraña sensación de que todos estos meses trabajando para conseguir un equilibrio en el día a día, en enfocar su bienestar sin dejar que la angustia de tener a su Papá lejos se apodere de todo... haga que esta visita rompa todo ese equilibrio, esta estabilidad y demos dos pasos para atrás. Soy una persona de por sí positiva, pero hoy a mis 36 años más realista. Se que este reencuentro es importante para F, que es bueno que suceda, deseando que pueda expresar todo lo que pasó, y todo lo que desearía que cambie. Pero se también, que el Padre volverá a Brasil, y que lo que ya pasamos se repetirá.
Hoy lo siento a F y le pido que por favor disfrute de cada minuto con su Papá, que trate de no pensar en cuando se vaya... Qué este momento que disfrute será la batería para pasar el próximo período. Que no se guarde nada, que viva todo. Que no se preocupe por mi si está más con él, le remarco siendo sincera, que yo estoy bien, y que me hará muy feliz verlo con él, que a mi me tiene siempre y acá estaré para contenerlo después.
Espero de este momento, que F disfrute al máximo; que el padre sea Padre, que F pueda expresarle sus faltas... Qué lo que conseguí en nuestro día a día no tambalee de tal forma en que tenga que comenzar de cero otra vez... Se que en este momento tendré que recargar más pilas para su próxima partida, que es la realidad que me toca vivir, asimilarla y hacerle frente; cueste lo que cueste. Agradezco siempre la gente que me acompaña, que hace que mi día a día sea mas llevadero... Que me ayuda a contener a F, a hacerle ver que la vida es maravillosa, que todos sufrimos ausencias, que hay personas que no tienen a nadie, que hay personas que sufren muchísimas otras cosas. Nada saca o disminuye el dolor de cada uno, pero como el digo a F, hay que agarrarse de lo que sí tenemos, así sea de una manera que no es la que deseamos. Hay que seguir caminando, buscando, encontrando... Quedarse en el mismo lugar no nos lleva a nada!!! Así que a seguir buscando el viva la pepa diario... y a seguir luchando, siempre desde la verdad y pudiendo expresar lo que nuestro ser pide!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario