domingo, 29 de julio de 2012

Vamos a la PLaza

¡¡¡ Buena madera era la de antes !!! (Las dos, paradas en frente de los sube y bajas que en algún momento de nuestras vidas soportaron nuestro peso y hoy soportaban el de nuestros hijos)
¡¡¡ Esta calesita necesita un par de renovaciones !!! ( 30 años después observando el mismo tanque de guerra y los mismo caballitos...)
¿Podría haber algún cafetero no, ahora en invierno? (Comentario ya de vieja friolenta, los chicos chochos corriendo por todos lados con la gota cayéndoles de la frente, nosotras con el sol ya escondiéndose, congeladas)
Está claro, el tiempo pasó, si bien no somos viejas, viajando hacia nuestra infancia a través de nuestros hijos, así nos sentimos... Nos conocimos a los 13 años, hoy tenemos 35, saquen la cuenta Uds. , es divertido pensar que siendo las dos del barrio más de una vez nos debemos haber empujado en el tobogán, o tirado arena en el arenero o corrido juntas jugando a la mancha... No lo sabemos, los árboles quizá lo sepan, el cielo... Recuerdo que en medio del espacio de juegos había un Citroen viejo para jugar... Recuerdo como si fuera ayer subida a la calesita, o en las hamacas que antes eran de madera y hoy son de tela gruesa, seguramente para evitar lindos tajos en la frente o más de un golpe en la cabeza je je . Los toboganes eran los mismos... Lo único hecho a nuevo, y ya están bastante viejos son los juegos para los más chicos, de plástico, con toboganes, túneles, y unas cadenas que no se si serán mis años pero las veo totalmente inseguras para que los chicos salvajes se cuelguen de ellas, si resbalan, no sé, uff me duele imaginarlo... En fin, la plaza de Olivos es linda, no sé si será por el invierno, pero faltaba el Pony que da vueltas por la plaza, que según el dueño es el mismo, dudo que lo sea sino el pobre Pony a más de uno debe putear por causa de su dolor de espalda... El paseo estuvo lindo, de todos modos las plazas en invierno las veo tristes, debe ser por la falta de verde en los árboles... recomendación ir después del almuerzo, ya a las 4 el sol no calienta... O hay que recurrir al termo para el mate o el café calentito... Lo que noté hoy y el domingo pasado es que ya no se ven chicos o chicas de entre 10 y 14 años (por decir una edad estimada)... Nosotros recuerdo salíamos, sea para tirarnos todos a hablar o contarnos nuestros secretos, o dar vueltas en las bicis, hoy no se ven... Están claramente todos detrás de estas pantallas... Que pena, porque siendo adultos nos sobra el tiempo para estarlo, y la niñez se pasa tan rápido... Desería en la niñez, no haber deseado tanto la adultez... Ahora solo me resta volver a través de mi hijo... es por eso que trataré de alargarle su inocencia lo más que pueda...