viernes, 6 de julio de 2012

Instinto Asesino


Para que se den una idea de lo que fue el episodio de hoy en el consultorio, luego de que el Dr. P (Padre) la atendiera, en su Historia Clinica figura: Derivada por el Dr. X y el "Demonio" ... Je Je.
Llegué al consultorio a las 10.50 (El horario de atención es a partir de las  11hrs. ) Cuando llegué ya tenía tres pacientes esperándome afuera, lo cual indicaba que sería una mañana complicada. Abrí de todos modos tranquila, prendí las luces, abrí la puerta y pedí a todos los pacientes que me dejaran sus credenciales y tomaran asiento... En breve serían atendidos. Enseguida vinieron tres pacientes más y un llamado a las 11 hrs. del Dr. P, avisándome que llegaría a las 11.30, osea, media hora demorado, cosa que jamás sucede y justo hoy, sí. En fin, decidí tomarlo con calma, hay cosas  que no dependen de uno, en este caso, ni que la gente sea tan ansiosa ni que el Dr. llegara tarde... No solo esto sino que de los seis pacientes , tres de ellos no tenían turno, cosa que sí me pone de malhumor, porque terminan atrasando a los que Sí sacaron su turno... Una de las pacientes, Doña Juana "Chuky", y digo Chuky porque no puedo decir su verdadero apellido pero era muy parecido y les puedo asegurar que este le calza perfecto! Tenía unos 75 años aproximadamente, alto nivel adquisitivo, bajita, 1.50, canosa de pelo corto, con un semblante que da miedo, claramente una mujer extremadamente estructurada, seria... Hasta les diría, que le faltaba el acento alemán y estábamos completitos. Caminaba toda erguida, muy erguida, con pasitos cortos... Caminó del asiento de la sala de espera al mostrador de la recepción, unas 6 o 7 veces en el transcurso de media hora. Cuando llegó le pedí su credencial y le pedí que se sentara como al resto, pero a ella no le gustó nada... Me va a perder la credencial así Srta.!... No, no se la voy a perder, cuando le haga firmar se la devuelvo, tome asiento por favor y quédese tranquila... (Se fue pero no muy convencida) La Sra. estaba anotada para las 12.30, pero ahí recordé, que había llamado diciendo que iba a venir a las 11 hrs, con lo cual yo le avisé, porque lo recuerdo muy bien, que ese turno ya había sido tomado, y que tendría que esperar un poco. En fin, cuando vio que el Dr. se demoraba, vino muy enojada hasta el mostrador: ¡Srta! ¿El Dr. ya esta atendiendo?... No, el Dr. tuvo un inconveniente, pero ya esta llegando. Ah! ( todo con un tono así divino, al estilo Hitler) ¡¡No llegó!! ¿Y cuándo piensa llegar? Ya esos modos me molestan, que la gente ya de entrada se dirija así, me super molesta... En fin, le dije, Sra. el Dr. tuvo  que atender una interconsulta de urgencia en el sanatorio, pero ya viene. ¡¡AH!! ¡Osea que puede llegar a tardar unas cuantas horas más! Bueeeeeno, ommmmm, ahí empiezo a contar y a rezarle a todos los santos habidos y por haber y les pido que por favor continúen dándome paciencia y sobre todas las cosas, tolerancia. En fin, le dije Sra., el Dr. está llegando, ¿lo quiere esperar? Y con una cara de culete tremendo, me dijo, claro que lo voy a esperar! me miró y se sentó. En un momento alguien pregunta por el Dr. P, Padre, y la Sra. salta de su asiento y viene directo al mostrador, esta vez parecía que iba a sacar un arma y se me iba a tirar encima (yo por las dudas agarré la abrochadora) ¡¡Srta.!! ¿Cómo que el Dr. P Padre???!! Sí Sra, el Dr. P Padre... ¡¡Pero Srta!! Yo saqué turno con el Dr. P hijo... No Sra., está anotada con Padre, de hecho Ud. volvió a llamar y pidió de cambiar el turno... No, acá Uds. hacen cualquier cosa, son un desastre. Mire, Sra. evidentemente acá hubo un malentendido, acá hubo un error... ¡Sí! ya veo que hubo un error, son un desastre!... Ya ahí mi paciencia se fue al cuerno, los santos se fueron a buscar los escudos y mi instinto asesino comienza a florecer... Sra., aquí, en este consultorio, somos seres humanos, por lo tanto puede suceder que erremos... ¡¡No!! Eso no puede pasar, no pueden equivocarse! (Para esto toda la sala llena) Sra., le repito, yo soy un ser humano, más allá de si fui yo o una de mis compañeras, por lo menos YO me equivoco, gracias a Dios, me equivoco y es así que aprendo... Acá hacemos las cosas de la mejor manera posible... Me interrumpe, y me dice: No! Ud atienden muy mal!... No lo creo Sra. lo que sí puedo decirle es que a veces estamos sobrecargadas de cosas, y se nos pasa algo por alto y pedimos disculpas, pero ya está hecho y no hay vuelta atrás... ¿Se va a atender con el Dr. o quiere que le cambie el turno? En fin.. me volvió a mirar, pero les juro, una mirada tan fría, pero taaaan fría, que me dio escalofríos y estoy segura que el dolor de cabeza que tuve el resto del día fue el mal de ojo y mi forma de apretar la mandíbula para contener mi rabia.... Yo adoro a la gente mayor, me enternecen más que los chicos, de hecho siempre recibo regalitos por parte de ellos porque me adoran, es algo reciproco, pero esta Sra, no se, todo bien, vaya a saber que sufrió, o que le pasó, pero soy de pensar, que la vida, que Dios siempre nos da oportunidades para perdonar, para cambiar, para aprender... para ser felices por encima de todo... La cuestión que la Sra., de muy mal modo me dijo: y sí, me voy a atender con el Dr, no me voy a volver ahora no?... Bueno, tome asiento por favor. En eso llega el Dr., entra, saluda.... Y ya preparado, llama al paciente de las 11 hrs.... Entra el paciente y  la Chuky, sí, la Chuky, se levanta y viene directo oootra vez... Srta, me esta tomando el pelo, ¿Porqué pasó ese Sr.? ¡Yo estaba!... Mire Sra,, están las historias clínicas acomodadas por turno, Ud. tiene un sobreturno a las 11 hrs, así que por favor tome asiento. Yo ya con una cara de culo tremenda, y al cuerno con todo... ¡¡¡Sra. me hartó!! (claro que no se lo dije, pero lo hubiese hecho gritándole a lo Tano Pasman) Se sentó. Al instante se para y se dirige al baño...Mientras tanto, una pareja de unos 40 años aprox., se mataba de risa, porque la verdad que para el que estaba sentado y estudiando toda la situación, todo ésto parecía un scketch al estilo Gasalla pero versión fina y Susana haciendo de recepcionista. Yo de hecho, en un momento miré al resto que me miraba como diciendo, por Dios, te  ganaste el cielo! Casi me tiento, pero si me reía no iba a parar, porque la sensación era, me están jodiendo, esto es una broma de Tinelli! ¡No me jodan! ¡No me peguen soy Giordano! ¿What pass Moria? jajaja... En eso, la Chuky sale del baaaaaño, y me dice:lo que faltaba, Señorrrrita, falta papel higiénico!!!.... Me miro como condenándome... Evidentemente Sra.,  la empleada que hace la limpieza SE OLVIDO de poner papel, espere que ya le traigo... (ya ahí solo me la imaginaba toda envuelta en papel higiénico, de pies a cabeza pidiendo socorro)... Me estaba yendo  para el fondo para buscar y me dice: ¿Quiere que vaya al de allá? ( Por el de los empleados) Le contesto, no Sra, le voy a a traer el papel higiénico, el baño de allá es mio! Ja ja ja. Le llevé el papel, me mira, me dice: son un desastre... ommmmmmm. 
Cuándo voy para atrás le comento al Dr. todo lo sucedido y  me dice ya la llamo. La llama y la Sra. seguía en el baño, juassss! El Dr. me dice: ahora que pase el siguiente! Nooooo, no llame que la Sra. me mataaaa!!! Entonces el Dr. espera que salga del baño y le dice:  Sra Juana? Pase... Lo volvio looooooooco, tal es así que escribió eso en la historia clínica para cuando vuelva y se vea con P Hijo ya sepa lo que le espera... je je. Yo espero no verla nunca más en mi vida, me quedé con su cara de odio, nunca vi una cara tan llena de odio mirándome así sentada en la sala de espera, lo único que me despertó fue por primera vez en mi vida, instinto asesino, lo pensé, matar a esta persona no me daría nada de pena! (claro que no lo haría) pero.... bue, ganitas no me faltaron.... Sra. Chuky:  ¡¡¡ Que le viva la pepa a la décima potencia !!! Yo me quedo con el comentario de todos los pacientes que estaban atrás suyo: Que paciencia que tenés que tener  para estar acá! Que tengas un lindo fin de semana linda! Muchas Gracias por tu atención mi amor!!! De nada gente linda, cuando uno recibe rosas dan ganas de regalar más rosas!!!