lunes, 2 de abril de 2012

Domingo en Familia

Culminamos la noche creyéndonos o sintiéndonos niños. Padres, hijos, hermanos, todos saltando a la soga. Algunas como V, saltando con plataformas ja ja ja, otras descalzas, yo, particularmente, sosteniéndome la panza y el trasero ja ja ja. Motivo de la reunión, cumpleaños de mi tío P y mi primo E. Cada uno aportaba algo para tomar o para comer, algunos se sentaron y no se movieron del lugar en toda la noche, otros, boyamos de un lado al otro... Tenía muchas ganas de ir, la verdad que charlé con todos un poco, disfruté de escuchar y de hablar. Salí en todas las fotos mal, será porque siempre me agarraron comiendo o porque no paré de hablar, je je. En un momento de la noche, mirando a todos como desde afuera pensé, que linda familia... Es increíble sentir que todos estábamos contentos, había muy buen clima, de alegría, y eso es difícil de encontrar hoy en día. No me encontré hablando de problemas con nadie, al contrario, reí mucho. Mi primo R se ocupó de sacar fotos y molestar a los que no querían que lo hiciera je je je. Mi primo E, uno de los cumpleañeros fue un excelente asador, no me faltó comer nada, de hecho me gané unos ricos tomates secos preparados por él, de recuerdo. A mi tío P lo noté muy contento... Mi prima M si bien la vi muy cansada, no dejó de ser la excelente anfitriona que es, gracias!. El Sr. JC como de costumbre desapareció en medio de la noche ja ja ja... Los chicos, no sé, pero había miles... parecía una colonia de vacaciones, todos bastante parejitos, no pararon de correr un segundo, por un momento olvidé el hecho de tener un hijo, salvo cuando aparecía y me decía: Mamá! Aguaaaa! ja ja ja. En fin, estuvo muy lindo, hasta llegué a conocer personas que NO estaban presentes, como "Rochi", que siempre llega tarde a los entrenamientos y no para con su voz ronca de hablar un segundo ja ja ja... Cada vez que nos reunimos tengo el mismo deseo, de poder verme más seguido con cada uno de ellos... Pero se que nos pasa a todos, la maldita rutina, los horarios, las distancias. Cuando le digo a alguno de ellos, tienen que venir a casa o nos tendríamos que ver más seguido es porque ese es mi verdadero deseo, pero al final de la semana veo que apenas tuve tiempo para correr de un lado al otro y ocuparme de mi F. Pero bueno, agradezco que todavía encontremos motivos para reencontrarnos y que cada vez que esto suceda, por lo menos yo, tenga esa sensación de que todo ese tiempo sin vernos, no haya pasado jamás. En nombre de toda mi familia maravillosa... Que VIVA LA PEPA!!!!!!!!!!