miércoles, 30 de mayo de 2012

Caer y levantar ...

Ayer bajé las escaleras desde el tercer piso, me auto convenzo que bajándolas quemo unas "2" calorías de las 3000 que debo consumir en alfajores, galletitas y fideos... Sí, por falta de tiempo y de organización, estoy haciendo todo al revés, pero bueno, estoy en un momento de mucha ansiedad y no es el momento de hacer la maldita dieta, de todos modos ya haré el clic! je je. En fin bajaba la escalera corriendo, porque para variar estaba corriendo llegando tarde a un lugar... Cuando llego al 1er. piso pego una patinada de aquellas y caigo de "coté", tipo tapa de revista Gente de fin de año, con las piernitas de costado... No recuerdo bien que parte de mi cuerpo sintió más el golpe (a esta altura creo que mis vecinos del edificio deben haberse preguntado porqué el edificio tembló en ese instante je je) pero recuerdo haber pensado, mañana me va a doler (Eso es vejez... La Srta. ya está vieja) ¿Porqué será que cuando la gente se cae o uno mismo lo hace nos reímos? ¡Tendríamos que llorar como hacen los niños! Con solo imaginar la situación de un adulto llorando al caerse ya me empiezo a reir nuevamente ja ja ja. Me empecé a reir sola, nadie me vio, por eso creo que es más gracioso.... Hoy me levanté y me dolía el brazo, tremendo moretón  tipo tatoo tengo ahora... Pues que viva la pepa! Porque me caí, pero todavía pude ponerme nuevamente en pie...

martes, 29 de mayo de 2012

Gracias...

Queridos lectores, se que he estado medio ausente, nunca dejé pasar muchos días sin escribir. Estoy pasando un momento que sabía que algún día llegaría. Lo único que les puedo decir que la tristeza me invade, esa tristeza que hace doler y traspasa el alma, en mi caso de ver a F sufrir, y esa maldita impotencia de no tener una solución en la palma de mi mano... El Papá de F se va a vivir a otro país, y no hay explicación que cierre o calme la tristeza de mi chiquito... Qué triste es ver a nuestros hijos pasar por estos momentos, más a la edad de F. Aprovecho este espacio para agradecer a toda esa gente linda que me rodea, que me elige y elijo día a día... Pasaremos por ésta como hemos pasado otras, esperando siempre que el sol vuelva  a salir... Mi viva la pepa no desaparece, está solo escondido o dormido, ya volveré con todo! No tengan duda de esto, sólo quería para los que no me conocen, que estén al tanto de ésto y que de ninguna manera abandonaré este Blog que tanto me reconforta hacer. Perdón, me retracto, sí tengo un motivo para mi viva la pepa, que es el ver una vez más, la cantidad de personas que tengo a mi lado y que me quieren, nos quieren a F y a mi de verdad, VIVA LA PEPA POR TODOS ELLOS, que hacen que este tramo, sea un poco menos complicado de sobrellevar...

domingo, 20 de mayo de 2012

Ojitos tristes

Difícil cuando viendo a un hijo sufrir no tenemos la solución en la palma de nuestras manos. Difícil cuando de parte suya tenemos tantas preguntas sin respuestas, o por lo menos no, la que él quisiera escuchar. Espero que mi amor eterno hacia él, al menos lo contenga con la realidad que le toca vivir. Se que hay cosas peores, pero para sus 7 años la ida de su Papá a otro país es un dolor que cuando se ve reflejado en sus ojitos con lágrimas, es una puñalada en medio del alma. Calculo que el tiempo junto a su crecimiento le irá dando las respuestas o al menos las cosas le vayan cerrando. Hoy solo quiero verlo bien, feliz. Siempre digo que hay que hacerle frente al dolor y eso es lo que le transmito, haciéndole frente, se sale... Estaré pendiente de que saque toda esta angustia que tiene con lágrimas, rompiendo papeles como hizo ayer, cubriendo todo el piso del depto, que no quede nada adentro. Estaré pendiente en el día a día, de buscar algo para reconfortarlo. Lo único que puedo afirmarle es que el Papá lo ama y ahí es su pregunta, porque si lo ama se va... Pues es difícil de explicar y trato de hacerlo siempre desde el amor y la verdad. Hoy más que nunca F necesita contención y muchos mimos, y se que lo tendrá de parte de cada uno que lo rodea. Hoy más que nunca necesito estar entera y en paz conmigo misma para que F se resguarde en mi. F te amo, todo va a estar bien!

miércoles, 16 de mayo de 2012

Me hace Feliz...

Hay una cosa que es muy buena, hay algo que es la base de todo, hay algo que tengo muy en claro: Qué es lo que quiero de mi vida... Hoy, después de estos últimos años de muchos cambios, estoy bien parada, y esto no depende de nada ni de nadie, es un laburo diario que vengo haciendo de mi misma hace ya unos años. ¿Qué quiero? Ser feliz, claro que la felicidad absoluta no existe, siempre hay algo que no sale como queríamos, porque no todo depende de uno. Pero sí existen los momentos felices y YO se qué me hace feliz. Me hace feliz tener a F, verlo sanito, verlo feliz, escucharlo decir a diario: ¡Hoy es el mejor día de mi vida! ¡Mamá sos la mejor del mundo!... Soy feliz compartiendo con mis amigas, poder recibir o hacer, todas las semanas una invitación o un simple: ¿Nos juntamos un rato? Soy feliz ayudando en lo que puedo, soy feliz viviendo sin culpas, sin cargas... Soy feliz levantándome con tantas ganas de vivir y yendome a dormir con tanta paz... Soy feliz pudiendo mirar a los ojos de la persona con quien hable, soy feliz siendo frontal y transparente (más allá de que alguna vez me pase de la raya), Soy feliz de ser leal a quienes amo, a quienes están a mi lado, soy feliz de poder transmitirles lo que me gusta y lo que no, soy feliz de poder aceptar a diario lo que gusta o no de mi, soy feliz pudiendo mirar a los ojos a mi hijo y desearle que sea aún más feliz que yo, soy feliz cuando lo veo feliz, soy feliz de ver a quien le va bien y progresa, aún teniendo más que yo, soy feliz haciendo felices a los otros, soy feliz de tener los valores que tengo (mi bien más preciado... ¡Gracias viejos!) Soy feliz cuando me equivoco, soy feliz así, con mi extremo optimismo, porque podré darme contra la pared unas cuantas veces, pero como decía mi Padre, luego me levanto, sabiendo que al menos lo intenté... ¿Qué más puedo pedir? Viví el extremo de vivir solo con la naturaleza y con lo básico, viví sin necesitar el uso de billetera, de estar días sin gastar en nada, meses sin gastar en ropa, viví sin consumo. Hoy vivo nuevamente en un país consumista, en un país donde no queda otra que llevar la billetera bien cargada, pero con la experiencia de haber vivido lo contrario y de ahí hacer balance y  sacar o rescatar lo que REALMENTE necesito.... La plata ayuda, pero es solo un detalle, por lo menos para MI. La plata es una herramienta para sustentarse, pero no para hacer o dejar de hacer feliz a alguien... ¿De qué sirve estar lleno de plata si estamos solos? si no tenemos con quien compartir, si no recibimos cariño... Las diferentes etapas, los finales que siempre abren otras tantas puertas, los recomienzos nos hacen crecer, madurar e ir cambiando, mutando... Que lindo... Que valioso es poder tener la oportunidad de abrir varios caminos y no quedarse estancado en el mismo.. eso es vivir para mi... Poder encontrar a diario correrme o quebrar un poquito la rutina, y la única herramienta para poder lograrlo, es tener la cantidad de gente que tengo a mi lado, y que realmente lo está, por lo menos tres años comprobando de que esta gente estuvo, a toda hora, está y seguirá estando... Cuando uno da, es automático, recibe... Por eso no tengo miedo a  los finales, claro que lo he tenido hace un tiempo, pero hoy no, hoy miro siempre hacia adelante, me sobran bastones donde apoyarme... Cierro una puerta abriendo unas cuantas más. El día que parta de este mundo, tengo certeza que no contaré los billetes ganados, ni mis propiedades, tengo certeza que repasaré cada instante feliz de mi vida... Eso sí me lo llevaré conmigo y quedarán en el recuerdo de quién compartió dichos momentos. Este post, dedicado a Uds. cada uno sabe quien es... Gracias por formar parte de mi felicidad...

miércoles, 9 de mayo de 2012

Pues se hizo Justicia, Olé!

Y finalmente, se ha hecho JUSTICIA!  ¡¡¡Pero que felicidad!!! Uno vive el día a día sintiéndose ca.................do por todos lados, primero que nadie por nuestra queridísima Kris, y no es Morena, hagase cargo Doña, Ud. que dice que no hay inflación! ¿Quiere que le mande por correo o mejor por Twitt la listita del Super de hace dos años atrás? Bueno, no me voy a desviar hacia la política, ya que detesto la política, pero bueno, fue más fuerte que yo. En fin, siempre nos ca...an, sino es en algún vuelto, en algún precio, o con esas super mega promociones del supermercado donde dice: Pague 2 y lleve 3... claro, los que hacen la compra del mes (si hay alguien por favor que levante la mano) quizá no se dan cuenta, pero los que compramos en el día a día, vemos que vamos embalados al Super por dicha oferta y que la realidad no es así. Por ejemplo, veo la crema de leche a 6.50, te llevas 3 y pagas dos, osea, 13, por lo tanto 4.33 cada una. Ahora, pienso en ese momento, si yo ayer pasé y la crema estaba a 4.75, me pueden explicar que miércoles es esto si no es robo, porque no solo te cobran lo mismo sino que te engañan, yo hasta diría que ya están jugaaaando con los sentimientos de uno je je, total, como vivimos todos acelerados y no paramos, no observamos el detalle y ¡Paf! ¡Tomá! Ahí tenés la super oferta y encima, terminás comprando cosas que no necesitabas o por lo menos no en esa cantidad porque te emocionas. ¿Es así o me equivoco? La cuestión, es que si no es eso, siempre que llego a casa, error no hacerlo antes, veo la factura y descubro que hay algo que me cobraron mal, o que en la góndola decía un precio y te lo cobran a otro, o que trajiste dos lamparitas y te cobraron tres.... Siempre te la ... jhzvb jhcbj... por algún lado....Hoy, Sres. y Sras. , se hizo justicia. Me considero una persona honesta, pero hoy, la verdad uno se siente tan ca.....do por todos lados, que no dije nada y me fui cantando bajito ( It´s rolling in the deeeeeeeeeeeeeeeeeeeeep)... El cajero me dio vuelto demás, calculo que podrá cubrirlo con la diferencia de caja permitida, pero a mi Sí me hizo diferencia... Gracias Super "Carrefundo", esta promo me gusto muuuucho más ! ¡VIVA LA PEPAAAA!

viernes, 4 de mayo de 2012

Obelisco Multicolor

Cuando eramos chicos, mis padres solían llevarnos en auto a pasear por el centro. Siempre vivimos en Zona Norte, con lo cual, ir al centro era un paseo que sobretodo por la noche, a mi me encantaba. Creo que las distancias, siendo chicos, son "mayores" de lo que en realidad son, para mi era un viaje a la gran ciudad. Hoy, detesto ir al centro y creo que en los últimos tres años, que son los que llevo de mi vuelta de Brasil, he ido unas diez veces, y no se si estoy exagerando un poco. Lo que siempre me gustó y hoy es lo único que me atrapa, es la noche; los carteles, las luces... Parece un escenario totalmente diferente al agobiante día porteño.
Cada vez que pasabamos por la Avenida 9 de Julio, mi Papá decía: ¡Chicos, ese es el obelisco! Y nosotros respondíamos: ¡Uh! ¡Qué bueno! A mi me encantaba, me fascinaban los colores, el movimiento y cómo brillaba... (¿?)
Una noche bajamos del auto, no recuerdo hacia donde ibamos, pero pasamos caminando por al lado. Mis Padres una vez más, ahora bien desde cerca, nos mostraron esa "cosa" que decía ser llamada: Obelisco. 
¿Cómo puede ser que toooodas las otras veces que pasábamos por ahí y mis padres nos lo señalaban, yo no me daba cuenta y menos que menos ellos, que todos miraban para un lado y yo, para el otro? Je Je ¿Se quedaron pensando en el obelisco colorido y brillante?
¡Dios mio! ¡Qué desilusión! Les estoy hablando de aaaaaños convencida de que el obelisco, era algo que NO era... Nosé si hace falta aclarar que siempre fui muy pero muy colgada e ingenua. La cuestión es que calculo que alrededor de mis 18 años, perdón, de mis 7 Je Je, estaba convencidísima que dicho monumento era un gigante cartel de publicidad, con todas lentejuelas de colores y brillantes... Sí, ya se... Algunos dirán que ... Lo que quieran,  pero nadie me quita lo bailado, porque lo que más me gustaba y me encantaba mirar desde el auto era ESE obelisco, el mio, el que brillaba e irradiaba alegría.
En fin, en el momento que mis padres nos frenaron en aquel lugar, con el gigante a nuestros pies, yo pregunté: ¿"ESTO" es? Recuerdo como si fuese ayer mi gran desilusión y la cara de asombro y divertida de mi Papá, preguntándose qué cuernos, su hija soñadora por naturaleza, había estado observando durante todos esos años, con lo cual preguntó: ¿Pero qué pensaste que era?.. ¡Eso!, señale yo. Cuando vieron el cartel de publicidad todos estallaron en una carcajada ( y unas cuantas "gastadas" por parte de mis hermanos durante los siguientes 28 años) Hoy, imagino culminando ese momento con  Papá preguntándome: ¿Sabés en que ciudad vivís gorda? A lo que yo le hubiese respondido: Perdón, ¿Acaso no acabamos de llegar a Nueva York?
Que sean felices y coman perdices, yo, seguiré soñando alto, pero claro está, que no tan alto como el obelisco... Je Je Je

martes, 1 de mayo de 2012

Vivir...


"El optimista tiene un proyecto, el pesimista, una excusa"
Lo más simple para mi, es quejarse. Yo me quejo, todos nos quejamos. Tengo mis momentos en los cuales digo, que macana, porqué las cosas tuvieron que terminar de esta manera, porque no como yo las soñé o proyecté. Pero suceden cosas  que a veces no dependen solo de uno, nada depende solo de uno, ni en la pareja, ni el trabajo, ni en la amistad, ni en la paternidad, en nada. Entonces es por eso, a mi entender y según mi experiencia, que a pesar de estar si Dios quiere transitando solo la mitad de años de lo que probablemente viva, que hay ciertos momentos en la vida en los cuales hay que aceptar la realidad. Dicen que el optimista, y yo soy uno de ellos, vive en sueños y no vive la realidad. No estoy de acuerdo con eso, seguramente seamos más soñadores, pero eso no nos hace indiferentes a lo que nos toca vivir. De chica, por "x" situaciones de la vida, familiares o de pareja, he sufrido perdidas, he sufrido decepciones y en muchos momentos se me ha hecho difícil encarar esa realidad. Pero viviéndolos, siempre llegué al punto de preguntarme: quiero continuar así el resto de mi vida o seguiré viviendo con miedo o les hago frente. La forma más cómoda y más debil o cobarde para algunos, es seguir con miedo y quejandose. Yo, sin dudas les hago frente. ¿Cómo? No lo se, dudo que haya alguna fórmula exacta o un libro de instrucciones, pero creo que el punto es en cómo encaramos esa realidad, aceptarla y luchar desde los más simple y cotidiano para salir de ella, para modificarla.  Lo primero, y me llevo muchos años y me llevará otros tantos, es conocernos a nosotros mismos, desde lo más pequeño... Pasé tantos años escuchando amigos o gente que me quiere decir: tenés que valorarte más, tenés que llevar a cabo esto... Yo los entendía, pero no lograba llevarlo a cabo. Hasta que la realidad, en mi caso mi separación hizo que me encuentre entre la espada y la pared. Viviría con miedo o saldría adelante. Y con mucho miedo de a poco, porque es un cambio interno que lleva su tiempo, lo logré. Claro que siempre continuamos teniendo otros miedos e inseguridades, pero llegué a un equilibrio dentro mío. Logré disfrutarme, logré confiar en mi misma, logré dejar de atarme al pasado, a lo que pudo o no haber sido, a mirar el hoy, el presente, el instante, para poder enfocar más hacia mi futuro. El hecho de ser madre también me ayudó, si yo, que soy el techo de mi hijo, tambaleo, su vida, su ser, tambaleará aún más. No puedo hacer eso, sería el acto más egoísta que pudiese hacer. Tengo el deber y el deseo de que ese techo para mi hijo se mantenga siempre en alto y firme. Y sí, ya se que no es fácil, pero tenemos el poder de elegir que es lo que queremos, nosotros somos en parte consecuencia de eso que no pudo ser. Podemos estar una vida entera buscando razones y motivos de nuestros fracasos y morir en el intento, pero yo, no veo nada en mi vida como fracaso, lo vi en algun momento, pero hoy veo que todas esas situaciones me fortalecieron, hoy gracias a todo eso que viví puedo encarar mis futuras experiencias con mucha más madurez y precaución. Hoy estoy bien, por dentro estoy radiante y dudo que haya algo mejor para brindar a mi hijo, ver una mamá feliz, ver una mamá que puede luchar contra todo, una mamá que se equivoca pero que no se deja hundir sino que sale a flote para volver a renacer, así como lo fue mi padre y es mi madre... No hay nada más triste que ver a los padres sufrir, así y todo siendo chicos para comprender que es lo que están transitando, porque no tenemos las armas ni la madurez para poder ayudarlos. Por eso depende de nosotros. No he vivido nada más placentero, más poderoso, más gratificante que vencer alguna de mis batallas, llegar al momento "x" y decir, uh, si miro al pasado es tan solo para poder evaluar todo lo que he conseguido hasta el momento, que no es poco.  Que feliz me siento hoy, toda batalla valió la pena. Hoy puedo gritar a más no poder: VIVA LA PEPA !!!